“Estudiando” inglés en Liverpool

El año pasado por fin fui a aprender inglés en el extranjero. Era el último año que podía pedir la beca de verano que da el Ministerio de Educación para ir a un país de lengua inglesa durante tres semanas. La pedí (bajo insistencia de mi hermana), me la dieron y fui.

La verdad que me daba bastante pereza porque eso suponía quedarme sin vacaciones reales durante todo el año, dado que en primavera también había estado una semana estudiando inglés, en el curso de inmersión lingüística de la UIMP con la otra beca que podía solicitar. Es decir, que mis cuatro semanas de vacaciones en el trabajo las invertía en seguir estudiando y no descansar.

Fui a Liverpool porque estaba (y sigue estando) mi hermana, precisamente porque dada la importancia que tienen ahora los idiomas se decidió y se fue. Además es una ciudad relativamente barata en comparación con el resto de ciudades típicas, y esto me permitía poder administrarme para que de la beca me sobrase algo de dinero y poder vivir más comadamente al menos durante un par de meses en Madrid.

Los comienzos no fueron muy buenos, porque tuve problemas con el alojamiento y el primer día de clase problemas con el horario y cambios de grupo. Pero todo esto no tenía importancia en comparación a una mala noticia familiar que me tuvo que comunicar mi hermana, y además lejos de nuestros padres que en ese momento tanto nos necesitaban.

Al final estuve en un piso mejor que en el que un principio me iba a quedar, y por el mismo precio. Viví con una española y tres paquistaníes, que la verdad se esforzaron bastante en entenderme y que yo les pudiese entender.

En la academia avancé bastante rápido, a pesar de que allí me era casi imposible hablar con gente de otras nacionalidades. Podría decir que el 85-90% de los alumnos eran españoles, y del resto mucho eran árabes o musulmanes que no hablaban con mujeres. Pero al menos en clase me esforzaba, hacía los deberes y no falté ningún día, así que pude subir tres niveles en tres semanas. Aún así no me siento muy segura, y fuera del contexto académico me cuesta un montón entender algo.

La ciudad me gustó, me parece una ciudad cómoda, con lugares y cultura para visitar, y un buen ambiente para salir de fiesta. Y además los fines de semana estuve visitando los alrededores, porque tampoco tenía tiempo de viajar demasiado. Destacar el norte de Gales, que me gustó mucho, y York, donde comí jamón york.

La experiencia está bien, y quien tenga la oportunidad tiene que aprovecharla, pero que nadie se engañe porque en tres semanas no se aprende inglés, pero al menos te da para soltarte y hablar un poco, cosa que en España tanto nos cuesta.

Ahora intento mantener lo que aprendí, pero sólo viendo series y películas en inglés aunque todavía con subtítulos en español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: