Más visitas

Como ya dije en el post anterior, venían mi hermana y su novio a pasar el finde a Madrid. La verdad que estuvo bien. Visitamos una parte moderna, es decir, las torres de Florentino, con mi hermana informándonos de todos los precios de los materiales y alquileres de las máquinas, muuuuuuuuyyy apasionante. También las torres KIO y explicaciones pertinentes sobre el punto de gravedad. Pasamos por el Bernabéu para que Francesco pudiese criticar a gusto. Y fuimos al Congreso de los Diputados para que hiciese un montón de preguntas sobre leyes y formas jurídicas de llevar a cabo la política en España. Así que entre la ingeniera de caminos y el experto en jurisprudencia vaya mañanita que me dieron.

Fuimos a comer a un hindú en Lavapiés, muy mono y baratito. Y por la tarde una de las plantas del Reina Sofía, tercera vez que iba yo en el último mes. No pudimos terminar de verlo porque teníamos que volver a casa para arreglarnos e ir al musical de “La bella y la bestia”. Estuvo bien, como la peli de disney, con todas las cancioncillas y los bailes, pero la verdad es que si hay más parte de teatro hablado pues me gusta más. De todas formas estuvo bien.

Luego no salimos de fiesta porque llevábamos presenciando dos intentos de robos y el tercero nos podía tocar a nosotros. He dicho intentos porque nos metimos por medio en los dos. El primero fue en el metro, cinco tíos se acercaron a un par de chicas y llegaron a meter la mano en el bolso de una cuando mi hermana saltó y le gritó y encima el pavo se enfadó y quería pegarla pero se metió Fra y otro chico por medio. La tía casi ni se inmutó y ni dió las gracias, la tenían que haber robado hasta las bragas. Y el otro fue al salir del musical que había unas rumanas que siguieron a un grupo y estaban colocadas cuando avismos a las chicas del grupo que tuviesen cuidado. La rumanas se fueron y ya está, y aquí al menos nos dieron las gracias por avisar. Así que suficiente para una noche.

El domingo volvimos al Reina Sofía para terminar de verlo. Cuando salimos nos acercamos al invernadero de la estación de Atocha y ahora me tocaba a mi extenderme como educadora ambiental contando cositas de las plantas. Y comimos con las amigas de mi hermana y sus correspondientes.

Después de este finde ocupadillo me toca ponerme las pilas para terminar todos los trabajos y dar el resto en lo poco que me queda de las asignaturas obligatorias. Termino las clases de este cuatrimestre!!!!!!!!

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    Nekane said,

    Jejejeje… te tuvieron que poner la cabeza como un bombo. Creo que el precio del alquiler de la maquinaria le interesa a tu hermana y a mi profesor de mediciones. A nadie más en todo el universo…jejejeje. Pero desde luego que lo prefiero a tener que hablar de política. Aunque me quedo con el centro de gravedad de las torres Kio, que eso sí me resulta más interesante, jejejeje…Un besito, cielo.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: