Realidad

Hoy simplemente voy a rescatar una de las últimas entradas que hice en mi anterior blog, para que en este se vea desde el principio lo “loca” que estoy.
Hace poco me han regalado en el Bardeblás el libro que editaron del concurso de micro-relatos y hay uno que me sorprendió un montón al leerlo. Se titula “Realidad”:
– “… por eso, ante la falta de la enegía de los fotones del rayo de luz, el electrón pierde energía y cae a la capa de valencia”.
La profesora estaba preocupada. El más travieso de la clase tenía una mirada que indicaba problemas inminentes.
En efecto, el chico levantó la mano.
– “Profesora, ¿y si el electrón no quiere perder energía?”
La clase comenzó a reír, pero el muchacho permanecía serio.
– “Es más… ¿y por qué tiene que girar siempre? ¿por qué no puede ir a donde quiera? ¿por qué la constante de Planck, un número tan raro, rige su vida? ¿siente envidia por la luz de los fotones?”
La profesora no daba crédito… pero el chcio seguía y seguía:
– “¿Y por qué no puede alojarse en el orbital que prefiera? ¿por el Principio de Exclusión de Pauli? ¡Eso no es libertad!”
– “Pablo, ya basta…”
– “No, no… espere… no me creo que gente como Schöndinger o Heisenberg tengan razón… ¿sabe? He estado pensando… las cosas deberían ser más simples… Creo que “algo” está urdiendo todo esto. Una especie de monstruo oculto. Y los físicos cuánticos trabajan para él, haciendo que sus caprichos parezcan respaldados por la ciencia…”
Algo gris empezaba a formarse sobre la cabeza de Pablo.
– “¿Sabes qué opino? ¡Opino que existe un dictador subatomi…”
En ese instante, un rayo fulminó a Pablo ante la mirada atónita de toda la clase.
Y Dios respiró: “Malditos genios. Cada vez cuesta más mantenerlos callados…”
Cuando terminé de leer esto me quedé flipada porque ya sabeis muchos lo que pienso del origen del mundo, que somos pequeños seres con los que están experimentando otros seres superiores, que si se les quiere llamar dios pues bueno… pero sin ninguna de las creencias cristianas por favor.
Creo que voy a buscar a Roldán Manjón Galán (autor del micro-relato) para fundar y montar una secta basada en estos pensamientos, y si tenemos suerte a lo mejor nos hacemos ricos como la iglesia católica.
Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    Nekane said,

    No estás nada loca…Bueno, igual un poquillo, pero…no pasa nada. Me alegro de que hayas puesto ese fragmento otra vez porque me gustó mucho cuando lo leí en tu blog. Ya falta menos para Parísssss…


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: